Candy Crush Jelly Saga, más dulce que nunca