SmartPRIVIAL: la privacidad también se aprende