Swordigo; aventura, rol y magia para un juego adictivo